preloader image
preloader image
preloader image
Buscar
preloader image

:lennylamb_com_what_baby_wrap_or_carrier_h1



¿Cómo elegir el portabebé perfecto?


Los padres a menudo nos preguntan: ¿Qué portabebé debo elegir? ¿Cuál es la diferencia entre ellos? ¿Cuál será el más cómodo para nosotros?

Es difícil responder sin ambigüedad. Todos los fulares son buenos pero lo que es bueno para una familia puede no funcionar para otra.

En la elección de un fular hay que considerar lo siguiente:

● qué edad tiene el bebé

● cuánto pesa el bebé y en qué etapa de desarrollo está

● ¿usarás el fular para paseos o sólo como una ayuda rápida en casa o combinando con una silla de paseo?

● ¿cuál es tu presupuesto?

Tienes que analizar tus necesidades y capacidades muy cuidadosamente. Nadie tomará esa decisión por ti, pero el simple análisis de los fulares y portabebés existentes puede ayudar.

Hay siete grupos básicos fulares y portabebés LennyLamb:

● fulares tejidos

● fulares semielásticos

● bandoleras de anillas

● Mochila portabebé LennyGo

Mochila portabebé LennyUp

● Wrap-Tai portabebé

● Onbuhimo con hebillas (SAD)

Cualquier familia puede encontrar el portabebé adecuado dentro de esta gama.

Dentro del grupo, los fulares y portabebés pueden variar según la composición de la tela.

Los más populares son los fulares y portabebés de  algodón 100%, pero también son muy apreciadas las mezclas de algodón y bambú, que aportan suavidad a la tela. La fibra de bambú tiene muchas otras ventajas (absorbe la humedad y se seca rápidamente, repele los rayos UV, por lo que es más transpirable e ideal para el verano). También son destacables los fulares con lana por sus conocidas propiedades: termorreguladora, hipoalergénica y curativa. Hay que recordar que los fulares con mezcla de materiales son un poco más caros. Al tomar la decisión de comprar un fular con mezcla estamos pagando por un tejido de mejor calidad y con propiedades adicionales. Aunque esto no tendrá un gran impacto en la manera de portear al bebé



Las telas utilizadas para la fabricación de nuestros fulares y portabebés también se caracterizan por las diferentes formas de tejer.

Realmente, todos los fulares tienen similares propiedades a la hora de portear, pero difieren en el proceso de producción y la estructura final del tejido.

El tejido más básico es la sarga cruzada, muy resistente y clásica. Otro tipo de tejido es el diamante, que se obtiene por un proceso más tecnológico y da como resultado una textura característica muy original. Para la fabricación de los fulares y portabebés de nuestras líneas más exclusivas y limitadas usamos tejidos jacquard, un poco más gruesos que otros y que ofrecen infinitas opciones

de patrones únicos para nuestros productos.


Fulares tejidos

Puedes elegir entre entre un solo color, rayas o un patrón más único en los siguientes tipos de tejido: sarga cruzada, diamante o jacquard.

La ventaja más importante de los fulares es el hecho de que no hay limitaciones de edad o peso.

Puedes empezar a portear a tu bebé desde el primer día y continuar hasta que tu hijo decida no ser porteado o cuando tú notes que ya no es cómodo debido al peso del niño.


Es muy importante cambiar de anudados a medida que el bebé crece, cambiando a los más adecuados según su edad.

Hay un número casi ilimitado anudados para utilizar un fular tejido. Puedes probar a llevarlo al frente, a la cadera o a la espalda.  

Todo depende de las necesidades del bebé y del porteador  en cada momento en particular.

Los fulares son perfectos para largos paseos, ya que distribuyen muy bien el peso por toda la espalda; por esto son muy recomendados por los fisioterapeutas.


Te puedes sentir un poco abrumada al empezar a usar un fular y, es posible que tardes un poco en anudar, pero, con la práctica, será mucho más sencillo. Todos los fulares incluyen manual de instrucciones. Si no te sientes lo suficientemente segura como para aprender por tu cuenta, puedes contactar con algún grupo local de porteo para recibir asesoramiento.


Fulares semielásticos

Son fulares 100% algodón de un solo color, fabricados con el tejido de la mejor calidad.

Los fulares semielásticos se pueden usar desde el primer día y hasta los 10 kilos. Puedes anudarlos en posición cuna o al frente basándote en un mismo nudo inicial.

El fular semielástico es una opción perfecta para recién nacido y primeros meses. Es muy cómodo y fácil de colocar. Una vez que lo anudas puedes utilizarlo durante todo el día. Pero, a medida que el bebé crece y llega a los 10 kilos tendrás que pasar a un fular tejido o un portabebé preformado.


Bandolera de anillas

Puedes elegir entre entre un solo color, rayas o un patrón más único en los siguientes tipos de tejido: sarga cruzada, diamante o jacquard.

Puedes utilizarla con recién nacido en posición cuna o, cuando ya sostenga la cabeza, en posición vertical. El límite de peso son 15 kilos.

Las posiciones que permite la bandolera de anillas son al frente, a la cadera y ocasionalmente a la espalda.

La bandolera de anillas es una opción rápida, fácil de usar y ligera. Su gran ventaja es que no hay que anudarla. Lo único que tienes que hacer es tirar de la tela correctamente a través de las anillas, sólo hay que meter al bebé y ajustar la tela (según las instrucciones). La desventaja es que apoya el peso en un solo hombro.

Si se usa con frecuencia y en un solo hombro puede causar dolores de espalda. Para evitarlo es recomendable cambiar el hombro en el que se colocan las anillas en cada uso.

Mochilas ergonómicas LennyGo

Puedes elegir entre entre un solo color, rayas o un patrón más especial en los siguientes tipos de tejido: sarga cruzada, diamante o jacquard.

Recomendadas para bebés a partir de 6 meses y hasta unos 18-20 kilos (dependiendo de la talla del portabebé), puedes usarlas al frente o a la espalda.

Se trata de un portabebé estructurado suave que, gracias a las hebillas especialmente diseñadas y el sistema de correas, asegura un ajuste perfecto al cuerpo del bebé.

La mochila ergonómica LennyLamb está fabricada con tejido de fular, por lo que se adapta perfectamente al cuerpo del bebé.  Es una solución perfecta para los padres y cuidadores que no se animan a practicar con el fular, ya que se coloca y ajusta de manera muy intuitiva y es muy rápido y fácil de poner y quitar.

Nuestra mochila ergonómica también está equipada con una práctica capucha que ayuda a mantener la cabeza del bebé en una posición cómoda durante las siestas.


Mochila portabebé LennyUp


Las mochilas LennyUp están disponibles en variedad de diseños, colores y tipos de tejido. Están confeccionadas con tejidos de fular de alta calidad, que se adaptan al cuerpo del bebé a la perfección. LennyUp es una mochila ajustable; crece con el bebé y su forma se ajusta perfectamente al cuerpo del bebé y del porteador. Unos sencillos pasos aseguran un ajuste perfecto tanto en los tirantes como en el panel, proporcionando una posición correcta y ergonómica para el bebé.

La mochila fue diseñada para cumplir con los requisitos de los padres que buscan una solución segura, simple y funcional para llevar a su bebé.

Puedes usar la mochila LennyUp con seguridad desde las primeras semanas de vida de tu bebé (a partir de 3,5 kilos) y hasta los 20 kilos de peso. Se puede utilizar al frente desde el nacimiento y a la espalda a partir de unos 4 meses.



WrapTai portabebé

Puedes elegir entre entre un solo color, rayas o un patrón más especial en los siguientes tipos de tejido: sarga cruzada, diamante o jacquard.

El WrapTai de LennyLamb es una combinación de mei tai y fular. Tiene un cómodo panel que se adapta al cuerpo del bebé y cuatro tiras anchas de tejido de fular que distribuyen el peso de manera uniforme entre los hombros y la espalda. Se puede utilizar para portear delante y a la espalda. Cada WrapTai de LennyLamb es una conversión de fular, es decir, está hecho con las mismas telas que utilizamos para los fulares tejidos.



Onbuhimo con hebillas (SAD)


Este portabebé está diseñado para niños que ya pueden sentarse sin ayuda. Se utiliza sobre todo para portear a la espalda. Está disponible en talla estándar, con panel ajustable que hace que se adapte a bebés y niños de diferentes tamaños de forma universal.